Don Omar, detenido por violencia de género

Don Omar. Que ni chiquito ejemplar el gordinflón.
Don Omar. Que ni chiquito ejemplar el gordinflón.
  • Sus canciones han sido polémicas por sus letras ofensivas en muchas ocasiones

El conocido rey gordo del reguetón, Don Omar, fue detenido en su casa de Puerto Rico, acusado de seis delitos, entre ellos uno de violencia de género. Tras pasar más de mediodía detenido, ha pagado 465.000 euros de la fianza que una juez le impuso por un total de 600.000 euros y fue puesto en libertad con un grillete electrónico.

Este miércoles, varios agentes de la Unidad de Violencia Doméstica tuvieron que actuar en su residencia Hacienda el Molino, en la localidad de Vega Alta de San Juan de Puerto Rico, tras recibir una llamada de su pareja, la también cantante Rebeca López. Tras las investigaciones pertinentes los agentes decidieron arrestar a Don Omar.

Se da la circunstancia de que “El Rey”, como así se hace llamar, llegó esposado a la comisaría donde fue ovacionado por los presos que se encontraban detenidos y que habían sido alertados, ante el revuelo que se formó por parte los medios de comunicación que cubrían la noticia en el exterior .

La juez Jessica Morales ha acusado formalmente de seis cargos al famoso cantante, entre los que se incluyen el ya citado de violencia de género, maltrato, amenaza, posesión ilegal de un arma de fuego y de apuntarle con ésta a su pareja. Según se ha publicado, no es la primera vez que Rebeca López le acusa de violento; a pesar de ello mantienen una relación de casi un año.

Los cargos contra Don Omar se basan en dos incidentes ocurridos entre agosto y septiembre de este año. En agosto ya apuntó a su novia con un arma de fuego y en septiembre hubo maltrato psicológico verbal y por medio de mensajes de texto, según dijo la fiscal del caso.

Desde hace bastante tiempo, asociaciones en contra de la violencia de género califican las letras de este intérprete como agresivas contra las mujeres y que podrían ser, de alguna manera, una motivación para algunos de convertirse en violentos. Tampoco podemos olvidar la repercusión mediática que tuvieron los vídeos de este individuo hace ya algunos años, donde la mujer no ocupaba un lugar adecuado, tratándola como un objeto sexual en algunos casos.

Las letras del puertorriqueño también han sido incendiarias en otros campos. Desde las más altas instancias de Colombia se criticó su canción “Sexy robótica”; en ella se canta a las drogas y se las vincula  a este país, contribuyendo al estigma que tienen los colombianos en el mundo por el problema del narcotráfico.

Si cantar a la intolerancia o al fascismo y al racismo es justo motivo de censura en los países civilizados, hacerlo a la violencia ejercida contra las mujeres también debería serlo, por lo menos en un país que se considere civilizado.