Caer de maduro

En su día España contó con la protección norteamericana

Que Nicolás caiga de maduro en Venezuela resulta harto imposible. A pesar de que Pedro Sánchez le ha recomendado a no andarse por las ramas y dejarse caer de una vez por todas en beneficio del joven Guaidó, Nicolás continúa bien verde al frente del ejército; tan verde que su espléndida guayabera continúa gritando, rabiosa de color como los plátanos antes de madurar.

-¿Has comprado plátanos, mamá?

-No, porque estaban gritando: verdes, verdes, verdes.

Nicolás Maduro espera y desea que el conflicto no acabe en una guerra civil. Según él, ello dependerá, sobre todo, de la voluntad del rubio Trump, quién ha presumido con intervenir militarmente en Venezuela si Maduro persiste en su actitud, amenazándole para ello con unas bonitas vacaciones en una paradisiaca playa como la de Guantánamo.

Pedro Sánchez debería haber tenido en cuenta que a los EEUU no le molestan de facto las dictaduras en sí mismas, -en caso de que Venezuela lo sea,- sino sólo aquellas que corren el riesgo de estar encabezadas por elementos susceptibles de estar condicionados por preñadas ideas socialistas y/o comunistas.

En su día, España contó, precisamente, con la protección norteamericana porque, casualmente, la nuestra no sólo se trataba de una dictadura anticomunista por excelencia sino porque, además y según cuenta la leyenda, la gran sagacidad estratégica del Generalísimo en Hendaya evitaría con un gran golpe de diplomacia militar la probable ocupación de España por parte del ejército nazi de Hitler.

Kiosco Insular: Actualidad, Opinión, Criterios, Canarias

De modo que el destino, por muy distintas razones, uniría los horizontes políticos de España y USA en su lucha encarnizada contra las llamadas dictaduras del proletariado mientras las otras, las estrictamente militares como la nuestra, no despertaban en ellos el más mínimo temor; más bien al contrario: un profundo agradecimiento premiado en su día con aquel llamado Plan Marshall con el que se trataba de evitar, entre otras cosas, lo que parecía entonces imposible: la propagación del comunismo en Europa.

La mayoría de países europeos se han precipitado en obligar a Nicolás Maduro a convocar nuevas elecciones. Éstas ya fueron convocadas y ganadas en su día por el actual presidente pero dependerá de su buena voluntad el hecho de que el conflicto no vaya a más y llegue a desembocar en lo que algunos esperan que ocurra para beneficio propio: una sangrienta guerra civil para la que según Maduro el pueblo ya se encuentra armado y en previsión de que, desgraciadamente, se sienta obligado a actuar.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

  • Pues sí, todos son peligrosos porque se amparan en las armas y ya se sabe, gana el que más tiene y por ende, pierde el más pobre, que es el que menos tiene que perder, por lo general la vida, que ya se la van quitando poco a poco, entre unos y otros. Si el mundo pudiera liberarnos de tánto iluminado, ansioso de poder y cargado de testosterona… que bien estaríamos !!!!!!
    De acuerdo con Zoilo, como siempre y gracias por sus artículos, son estupendos y e una lógica aplastante. saludos.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.