Cuestión de protocolo

No entiendo como determinados partidos políticos parecen tener tanto interés en que Pedro Sánchez haga el ridículo por encima de todo. A mí, personalmente, ya me parece bastante ridículo para los tiempos que corren el propio protocolo del besamanos en sí, de modo que lo que le ha ocurrido al Presidente, a mi modo de ver, resulta mucho menos hilarante que la  presencia misma de los Reyes mostrando esa fría y estirada conducta sin compromiso para recibir a sus supuestos súbditos.

EL Conjunto de reglas de formalidad que rigen los actos y ceremonias diplomáticos y oficiales se denomina protocolo, está claro que no es el punto fuerte de Sánchez./Captura pantalla A3Tv.

Algunos han llegado incluso a pensar que la actitud de Sánchez y su esposa habría correspondido a una mala intención deliberada por parte de la pareja para cobrar el protagonismo real que sólo les corresponde a Letizia y Felipe pero la prensa ya ha dejado al descubierto el lamentable error de protocolo, no achacable en absoluto al Presidente y su esposa.

A los aduladores monárquicos habría que exigirles muchas más responsabilidades que las meramente protocolarias porque ni siquiera esas gozan de una absoluta e impecable organización en lo que a eficiencia se refieren.

Si el único error del Presidente de una monarquía parlamentaria como la nuestra consistiera sólo en eso, valdría la pena cometerlo cuantas veces hiciera falta con tal de lograr, al menos, una gobernabilidad eficiente que nos permitiera poder acceder sin obstáculos a todos los derechos que contempla nuestra constitución para sus ciudadanos: desde una educación gratuita, hasta una vivienda digna pasando por las muchas otras que nos harían la vida más felices.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.