Errejón e Iglesias

La gente joven española creyó en Podemos

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón: Ellos crearon Podemos, ellos se los están cargando./ rtve y Facebook.

La noticia política sorpresa de esta semana ha sido, sin duda, la decisión tomada por Errejón de formar parte de la plataforma liderada por Carmena para en las próximas elecciones municipales intentar conservar a toda costa el caramelo en que se ha convertido, hoy por hoy, la alcaldía de Madrid. No tanto por la decisión tomada en sí como por la forma y sin el consentimiento expreso del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a quién la noticia le ha cogido totalmente desprevenido.

El tándem Errejón-Iglesias venía sufriendo desde hace ya algún tiempo un desgaste emocional y físico que parecía no conducir, a pesar de todo, a una meta común, habida cuenta de los distintos puntos de vista que en determinadas cuestiones les han ido distanciando.

Este desgaste emocional y físico en lo político que han sufrido en los últimos años Errejón, Iglesias, Monedero y otros, además de sus distintas alianzas, se ha debido principalmente al zarandeo sin descanso al que han sido sometidos los miembros de Podemos por parte de una derecha española que prefiere como aliados a partidos como Vox antes de tener que soportar la presencia de una izquierda joven y prometedora dispuesta siempre a hacer frente, sobre todo y en primer lugar, a tanta corrupción institucionalizada que estuvo a punto de dejar este país en la bancarrota.

No fue suficiente con que Izquierda Unida se sumara a Podemos para intentar neutralizar las alianzas entre PP y Cs sino que, además y para colmo de males, haría su aparición fulgurante, sobre todo en Andalucía, ese nuevo partido incubado, como todo el mundo sabe, en el seno mismo de la calle Génova desde la época en que Aznar era Presidente de Gobierno y que ahora pretenden navegar solos aprovechando los vientos favorables con que le obsequian colegas como la francesa Marine Le Pen, el italiano Matteo Salvini, el húngaro Viktor Orban, etc.

Kiosco Insular. En Canarias, desde Canarias. Noticias, Actualidad, Cultura, Opinión, Criterios…¡Somos distintos!

Sobre todo, en su día, la gente joven española creyó ver en Podemos, -como en el pasado ya había ocurrido con el Partido Comunista-, una tabla de salvación que los librase del peligro de mar gruesa que suponían los postulados carcomidos de la tradicional derecha española que irremediablemente, si no lograban evitarlo antes, les haría naufragar entre el desempleo, la emigración, la marginación y, sobre todo, la corrupción política. Corrupción política en la que se encontró inmerso este país durante tantos años con la financiación fraudulenta del PP además de una crisis económica mundial que sólo afectaría, como siempre ocurre en estos casos, a las clases menos favorecidas de la sociedad.

De modo que sería bueno para todos que partidos como Izquierda Unida, Podemos y tantos otros en su misma línea política no desaparecieran jamás del arco parlamentario español por el bien de todos aquellos que, aunque pueda parecer una utopía, aún conservan la esperanza de aspirar a continuar viviendo en una sociedad más justa y equilibrada que la que, de momento, todavía nos espera.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

  • Quiero aportar mi grano de arena, al estupendo artículo de su habitual colaborador, Zoilo López, diciendo que, a la gente de izquierdas nos gustaría mucho que éstas aprendiesen tánto de nuestra más reciente historia como del presente, a unirse contra el enemigo común, limando asperezas de las que sin duda, se nutre la derecha, que siempre va en bloque y así nos «luce el pelo» …. …..
    Gracias. atentamente.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.