Esperpento

Foto: Señal Institucional emitida por rtve.

No es nada de extrañar. -visto lo de ayer durante la exhumación del cadáver del dictador de cuyo nombre no quiero acordarme-, que muchos catalanes sientan auténtica vergüenza de pertenecer a un país donde un grupo de todavía nostálgicos, disfrazados de legionarios y falangistas, brazo en alto, protagonicen un esperpento como el representado en Mingorrubio a la llegada de los incorruptos restos mortales de un tal general Franco. Para colmo, sus familiares más directos-, quejándose en todo momento del trato, -exquisito por otra parte-, recibido por el difunto durante el traslado a su nueva morada y herederos todos ellos de una cuantiosa fortuna de dudosa procedencia, han creído sentirse profundamente agraviados por lo que consideran una profanación en toda regla de la tumba del abuelo embalsamado desde su muerte y con el ánimo de que éste continuara estando todavía de cuerpo presente, aunque no de alma.

Sin embargo, el gobierno en funciones ha consentido que dos distintos personajes de la catadura moral de los eclesiásticos elegidos por la familia para oficiar el compromiso de su nueva sepultura hayan sido, curiosamente, un exfalangista como el prior de la abadía del valle, Santiago Cantera y el hijo sacerdote del golpista teniente general Tejero, Ramón Tejero, quienes han querido dar visos de religiosidad a una nueva inhumación del dictador de sus amores frente a una caterva representada por lo más casposo y cañí de la extrema derecha española, enjugando sus lágrimas con la bandera anti constitucionalista manchada todavía de la sangre vertida por las Trece Rosas y tantos miles y miles de represaliados por aquel régimen fascista impuesto en su día por el difunto.

La teatralización del que se supone último adiós al dictador no ha estado exenta de polémica. Una polémica que por si misma retrata la compostura anti diluviana de una puesta en escena sin precedentes en nuestro país y que en cierto modo me recuerda la literatura de Don Miguel de Cervantes y, además, pone de relieve la tradición supuestamente cristiana amparada por la casta militar en aquella Liga Santa contra el imperio otomano, en la batalla de Lepanto, citada en el Quijote por el Príncipe de los Ingenios.

La oronda figura de ojos redondos del sacerdote Ramón Tejero y la socarronería con la que el prior del valle, Santiago Cantera, ha venido obstaculizando la exhumación del dictador, ya ha tenido su representación en el teatro a lo largo del Siglo de Oro español, de modo que en nada nos sorprende el castizo comportamiento de personajes de esta catadura moral cuyos padres no tuvieron ninguna otra oportunidad de estimular su educación como no fuera aquella tan tradicional de hacerlo en el seno de la iglesia católica o en el ejército, indistintamente, lugares donde la fe en la justicia y en la victoria, respectivamente, garantizaban un modus vivendi nada despreciable si lo comparamos con la clase obrera de entonces.

Foto: Captura de la señal institucional emitida por rtve.

zoilolobo@gmail.com

4 Comments

  • Vamos a ver, estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que usted dice…al 99’99% pero hay algo que usted olvida y por eso su artículo resulta sectario.
    En un conflicto civil, el de la década de los 30 del pasado siglo, todos fueron muy malos (por no decir muy h.p) Azules y Rojos, Rojos y Azules… si me da a escoger me quedo sin ninguno. El problema está radica en que este país no tiene historiadores o cronistas que no sean sesgados. La historia está ahí para no volver a repetirla jamás.
    Dicho lo cual le digo: Franco fue un dictador y la historia así lo reconoce y para este tipo de individuos no debe existir el perdón ni la redención…para él y los que le rodearon.
    Lo del prior de cuelgamuros…de pena, exactamente igual que lo del prior de Montserrat. Todos ellos sectarios e importándoles poco la supuesta independencia que tendrían que tener los curas, monjes y monjas.
    Se le da una extrema importancia a lo que un tipo con sotana dice o hace sobre Franco pero se corre un tupido y «es´-tupido» velo sobre lo que otro tipo dice en su púlpito del otro monasterio.
    Que el cura hijo del otro golpista (no me refiero a los golpistas catalanes sino a los del Congreso) haya hecho es su problema. El tal Junqueras mandó a sus hijos a una manifestación…¿Es que sólo es valido lo que hace la progresía?
    Creo señor Zoilo, y ya le digo que estoy prácticamente de acuerdo en todo, que ese es el problema de este puto país.
    Ahora toca el turno a los Sanchez, Iglesias, Garzones, Pujoles*, Junqueras y todo lo otro es una mierda.
    Pero señor Zoilo, todos tenemos culo y en algún momento la cagamos…¿O no?

    *Pujoles: ¿No era esta la futura moneda de Cataluña?

    Le ruego que no lea estas lineas con acritud, no es ese el matiz. Gracias.

  • Querida Rosa:
    Por fin empezamos a estar de acuerdo en muchas cosas y eso es bueno para todos. Yo no digo que los catalanes no hayan intentado, a su manera, dar un «golpe de estado» pero estará de acuerdo conmigo que sin el ejército a su favor y esta sería una de las grandes diferencias entre el golpe de Franco y el delito de sedición por el que Junqueras y los demás han sido juzgados y condenados.
    Atentamente. Zoilo

  • Apreciada Rosa:
    Al parecer nos vamos poniendo de acuerdo y eso es bueno. Sin embargo Franco se valió del ejército para disparar contra los suyos y los catalanes, por lo menos hasta ahora, no han recurrido a eso. De modo que la independencia queda muy lejos y no me preocupa tanto.
    Atentamente. Zoilo

  • Señor Zoilo:
    Que quede claro dice mucho y bien a su favor el hecho de contestar a los comentarios y exponerse a las críticas abiertamente.
    Incido en un detalle que considero de suma importancia y que muy pocos periodistas, comunicadores, locutores y políticos se han hecho eco de ello.
    Primero. Echo en falta una historia contemporánea de España en la que sesudas personas escriban negro sobre blanco nuestra historia. Los fascistas no fueron hermanitas de la caridad, pero tampoco los republicanos. Hasta que no se reconozcan por los nostálgicos (de ambos bandos) las tropelías que en la década de los 30 se practicaron en este país, jamás…¡Jamás! Habrá reconciliación. Los muertos duelen, los de un lado y los de otro.
    Por mi edad no viví ni la república, ni la dictadura…(dictablanda…jajajaja…tiene narices) y de muy pequeña la Transición. Es posible que por ello no entienda a los que hoy en día están desenterrando los fantasmas del pasado.
    El día que se sienten y digan: Durante la República pasó esto. Calles y monumentos que han erigido socialistas y comunistas serán eliminados. Durante la Dictadura pasó esto y se supriman honores, propiedades y demás…me parecerá todo una “puta” farsa.
    Pasionaria, Carrillo, Companys, generales franquistas, presuntos mártires de la república, monjas violadas o asesinadas, iglesias quemadas, “rojos” y “nacionales” fusilados… ¡Hay que terminar con todo esto.
    Segundo. Si hablamos de Cataluña, mejor lo hacemos en otro posteo. Los políticos independentistas viven en una realidad distinta a la del resto de su país, España (dicho así para que les joda). No es posible que cuatro macharengos bloqueen puertas de universidades en connivencia con sus rectores.
    No puede ser que la Generalidad abra expedientes a los Mozos de Escuadra por frenar la barbarie que ha habido en ciudades catalanas.
    No puede ser que individuas (sin que sea peyorativo) como la señora Rahola se comporte como una tertuliana del Sálvame cuando habla de política.
    No puede ser que Joaquín Torra, máximo representante del Estado en Cataluña, por la mañana sea presidente, a mediodía corte autovías y por la noche justifique a los CDR.
    ¿Qué le han echado al agua de Barcelona? Tanta locura no es posible.
    La República Catalana NO EXISTE. Y eso no es lo peor. Lo más acojonante es que personajes como la familia Pujol, Arturo Más, el cobarde de Puigdemont y sus secuaces hayan lavado el cerebro a la juventud catalana.
    España no roba a Cataluña. ¿Roba a Canarias? ¿Roba a Extremadura? ¿Y a Castilla-La Mancha?
    Desde tiempos del innombrable (Pancho Pantanos, como le llamaba mi padre) ingentes cantidades de dinero iban a Cataluña y País Vasco en detrimento de otras localizaciones del Estado.
    Ahora vienen los ladrones de la burguesía catalana, ladrones y condenados algunos de ellos, a esconder sus miserias debajo de la tuneada bandera cubana que usan como estrellada.
    Un despropósito, y crea que hay mucha gente que piensa así.
    Tercero y último. Quiero poder usar mi gorra con la bandera de España sin que ningún tarado con el seso exprimido por el sectarismo catalán en las Ramblas o en la Plaza de Cataluña. Quiero ir a un partido al Nuevo Campo del Barcelona y que no haya un enjambre de tarados mentales pidiendo la libertad para Cataluña. ¿Pero qué mierda es ésta?
    Si Cataluña está donde está es por los catalanes, por supuesto, pero también por la solidaridad que durante más de 80 años ha tenido el resto del país con ellos.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.