Higiene

Si los partidos de la oposición, sobre todo los de derechas, continúan poniendo palos entre los radios de las ruedas del carromato de ropa sucia heredada del franquismo que el PSOE pretende llevar al lavadero, jamás podremos alcanzar el nivel necesario de higiene que el país, ahora más que nunca, necesita para vestir de limpio las instituciones afectadas todavía por la triste herencia de la dictadura padecida.

En tal sentido, una parte de esa herencia, el controvertido y megalómano Valle de los Caídos, pretende convertirse en otra cosa que no sea centro de culto al dictador; y por algo se ha de empezar. Si se ha esperado más de cuarenta años en hacerlo ¿Por qué esperar de nuevo? Nunca resulta demasiado pronto para eliminar el sentido que en un principio tuvo y le fue dado y convertirlo definitivamente en algo bien distinto de lo que todavía presume y que por el momento no se ha decidido aún a la espera de la exhumación anunciada del dictador.

Una vez los trapos sucios hayan sido lavados, tendidos y oreados por esa brisa parlamentaria llamada democracia podremos, por fin, ir retirando más pronto que tarde todos los palos de las ruedas que desde mucho antes han venido impidiendo a los socialistas que las higiénicas aguas del río volvieran definitivamente a su cauce.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.