Inhabilitación

Faltará saber si Torra asume el veredicto

Al parecer, entre los independentistas catalanes comienzan las hostilidades derivadas de la inhabilitación del President de la Generalitat como diputado del Parlament de Catalunya. Entre los dos partidos que pretenden tomar las riendas del ya conocido procés no existe consenso alguno por cuanto Esquerra Republicana se habría adelantado, sin contar con JxCat, por el establecimiento de una mesa de negociación con Pedro Sánchez para tratar de resolver lo antes posible el llamado conflicto catalán.

Este lunes y a petición expresa de JxCAT se ha convocado un pleno extraordinario en el Parlamento catalán con la intención de someterse a votación la inhabilitación del señor Torra por parte de la Junta Electoral y ya ratificada por el Supremo. Como era de esperar, Esquerra Republicana ha votado en contra y como consecuencia se han desatado las hostilidades previstas entre ambas formaciones políticas que por discreción habían intentado solapar a pesar de sus diferencias de estrategia política, pero de las que todo el mundo estaba ya al tanto.

Faltará saber si Torra asume el veredicto y cede su escaño de diputado. Es de advertir que este insólito hecho no afecta para nada el que pueda seguir desempeñando la función que le corresponde como presidente electo que es, aunque ya algunos partidos confían en la inminente convocatoria de unas próximas elecciones a la presidencia de la Generalitat.

A todo esto, el PSOE a verlas venir porque, aparte de que, presumiblemente, el enfrentamiento entre Esquerra y JxCat les pueda convenir, no es asunto en el que deseen inmiscuirse sin ser tachados de imprudentes. Es de suponer incluso, que todo ello, a la larga, les pueda favorecer en virtud de la ventaja que significa un único cauce deseable para negociar con una cierta comodidad, como es el de hacerlo directamente con Esquerra Republicana y sin entorpecimientos de terceros.

Seguramente, el señor Puigdemont tendrá mucho que decir al respecto, pero más vale no adelantar especulaciones porque nunca se sabe de lo que pueden ser capaces los refugiados políticos en Bruselas mientras aquí, el gobierno español continúe tratando de minimizar las iras de la derecha por la supuesta mediación de Sánchez en conseguir que los tribunales puedan otorgar el indulto a los políticos catalanes todavía presos por el delito de sedición.

No me gustaría creer que nadie no sienta un mínimo de compasión y generosidad por unas personas, padres de familia todos ellos, que, creyendo en un fin último para Cataluña desde su perspectiva política, hayan podido equivocarse al elegir la manera menos conveniente, desde el punto de vista del espíritu que la Constitución española contempla en estos casos, como para tener que pasar tantos años encarcelados por un delito aún discutible, sin armas ni sangre de por medio.

Desde un punto de vista ético, cuando alguien no se siente culpable del delito del que se le acusa, tampoco tiene por qué sentirse obligado a exigir el perdón de los que te han condenado. Y es aquí, precisamente, dónde chocan los planteamientos morales, cuando no filosóficos, de unos y otros.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.