Íñigo Errejón y Podemos

El político ha roto definitivamente con aquella tradición nacida en el seno de Podemos

El concepto de casta contra el que tanto lucharon los fundadores de Podemos para desterrarlo de las instituciones políticas representadas tanto en el arco parlamentario como en el senado ha terminado por confundirse entre sus propias filas sin que apenas pudieran darse cuenta de su infiltración hasta no producirse el hecho de que Errejón optase a presentarse en la plataforma de Manuela Carmena por la alcaldía de Madrid a espaldas del resto de dirigentes de su propio partido a quienes, pese a todo, ha invitado a formar parte de un lote para tratar de ahuyentar al Partido Popular de la Presidencia de la Comunidad de Madrid así como de su Alcaldía.

Hay quienes continúan pensando que un país no debería estar gobernado a base de asambleas multitudinarias por cada decisión de gobierno que haya de tomarse en consecuencia. Los partidos a quienes Podemos determinan como la casta no necesitan acudir a sus militantes para tomar decisiones de gobierno de las que ya sus ministros se consideran del todo responsables y por tanto depositarios de la confianza de su propio electorado.

Kiosco Insular. Opinión, Criterios, Política, Canarias.

Íñigo Errejón ha roto definitivamente con aquella tradición nacida en el seno de Podemos y de manera unilateral ha optado en consecuencia, haciéndonos creer que el fin justifica en este caso los medios si lo que se pretende es acabar de una vez por todas con la hegemonía del Partido Popular en las instituciones políticas más emblemáticas de la geografía española.

Consciente Errejón de que su propuesta quizá no hubiera sido aceptada en asamblea, ha optado por asumir el riesgo que implica su decisión en la misma medida en que, ante una situación parecida planteada, la llamada “casta” corría sin titubeos con el mismo riesgo que hoy lo hace el discutido dirigente de Podemos.

Si todo ello transita en beneficio de los intereses ya no sólo del propio partido sino, además, de sus militantes y simpatizantes, habrá valido la pena haber corrido el riesgo tan traumático de obrar por tu propia cuenta y en contra de la disciplina de partido de la que siempre ha presumido Podemos y por la que han tenido que claudicar la mayoría de sus fundadores.

A pesar de todo, no en vano, el CIS le concede a Podemos la tercera plaza en intención de voto en unas futuras elecciones generales. Por delante del PP y de Vox.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

  • Muy de acuerdo, como casi siempre, con la opinión vertida en este Diario por el Sr. Zoilo López. Ojalá que la marcha de Errejón no sirva para aquello de “divide y vencerás”.
    Las luchas de poder nunca dejan nada bueno, al contrario, cuanto más unidos más fuertes, pero creo que la juventud es poco reflexiva y eso a veces pasa factura.
    Gracias. saludos a todos.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.