Vacaciones

Como no fueran las altas temperaturas alcanzadas en el país en las últimas semanas, ningunas otras noticias han alcanzado tal relevancia como las que se desprenden de la lectura del mercurio con cifras superiores a los 35º centígrados en todos los rincones de España, dando lugar a uno de los veranos más calurosos de los últimos años.

Es de suponer pues que sus entrañables señorías se encuentren estos días disfrutando de unas merecidas vacaciones y que todos aquellos temas pendientes en política social, economía, inmigración, etc., etc., vuelvan a retomarse a partir del mes de septiembre como ha sido siempre costumbre en el Congreso de los Diputados. Mientras tanto y a tenor de tan altas temperaturas, sus cerebros se habrán calentado de tal modo que mucho me temo que las sesiones parlamentarias consigan llevarse a cabo con la frialdad que es menester en estos casos de confrontación política a propósito de las promesas incumplidas que se les atribuye al Partido Socialista, a pesar de que cuando el resto de partidos de izquierda le apoyaron en su día tuvieran sus serias dudas en que a Pedro Sánchez, por motivos de estrategia, pudiera cumplir de facto sus difíciles compromisos.

A propósito de las altas temperaturas en verano por estas latitudes y por tal de evitar las muertes producidas por golpes de calor, los sindicatos harían bien en regular la jornada laboral para aquellos colectivos que trabajan a la intemperie, sobre todo, hacia medio día, cuando el sol se encuentra en su cenit: asfaltado de carreteras, obras públicas en la calle, construcción de edificios, recolectores, etc., etc.

De modo que hasta el mes de septiembre no tendremos mucho más que contar que no sean las anécdotas ocurridas en verano mientras hemos disfrutado de nuestras también merecidas vacaciones.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.