Volver a empezar

El PSOE ha tomado ejemplo de como no dejar entrar al enemigo en casa

Foto: Moncloa-Gobierno de España.

El PSOE jamás habrá estado tan satisfecho como cuando Unidas Podemos decidiera entonces rechazar de plano la suculenta oferta que los socialistas le ofrecieran como era la de aceptar una vicepresidencia y tres concejalías, si mal no recuerdo, a cambio de facilitar la investidura de Sánchez como presidente del gobierno.

Tal y como están hoy las cosas, nunca como hasta ahora, Unidas Podemos se habrán sentido tan arrepentidos de haber rechazado en su día aquella oferta que, dicho sea de paso, les aproximaba como nunca a formar parte de un gobierno en tan corto espacio de tiempo transcurrido desde su fundación aquel once de marzo de 2014.

El PSOE ha tomado ejemplo de como no dejar entrar al enemigo en casa y Unidas Podemos por su parte no acaba de convencerse de que, mal que les pese, unas nuevas elecciones terminarían, según los indicios, por hacerlos añicos pero, aun así, Pablo Iglesias insiste a toda costa en introducir su particular caballo de Troya en el feudo de Pedro Sánchez, sin darse cuenta de que el problema no es tanto la no aceptación de un regalo tan descomunal como que la puerta de Ferraz resulta demasiado estrecha como para hacerlo pasar por ella.

La única esperanza que parece posible de evitar unas nuevas elecciones es la de tratar la posibilidad de una colaboración gratuita por parte de Unidas Podemos, si tal como indican las últimas encuestas publicadas unas nuevas elecciones irían en detrimento de los intereses políticos de los de Pablo Iglesias. Ello no quiere decir que no se cierren determinados acuerdos sobre sensibles cuestiones de carácter social pero lo que no parece de ningún modo hoy factible es que puedan contar con alguna cartera ministerial si al final Pedro Sánchez consigue ser investido gracias a su apoyo condicionado. Por lo tanto, en las conciencias de Unidas Podemos pesa más el temor a una debacle del partido en unas próximas elecciones que la peregrina idea de formar parte de un gobierno de coalición con el PSOE, lo que daría lugar a la conveniencia de aceptar las condiciones formuladas por los socialistas si a cambio su infraestructura interna evita una regresión mayúscula que, según todas las encuestas, tendría lugar en sus filas de producirse nuevas elecciones.

Sin embargo, también es cierto que unas nuevas elecciones podrían acabar en el mismo escenario al que hoy estamos asistiendo, lo que daría lugar al título de aquella película de Garci, ganadora del primer Oscar español: Volver a empezar.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.