Bienvenidos a 2020, el año del “Pequeño Yo

Todos los mindundis españoles podrán tocar algo de poder

Dos mil diecinueve acabó, por fin, y comienza el nuevo año que, en el calendario chino, según todos los indicios, es el año de los mindundis. Los pequeños yos van a tener por fin la oportunidad de salir de su papel de segundones y, en ruedas de prensa y actos tendrán el protagonismo que nunca ostentaron y que ahora acarician. Los orgasmos mentales de estos mindundis y la prepotencia con la que se comportarán será proporcional a los años que han estado intentando tocar poder. Resulta sorprendente ver aupados a un poder que no merecen a personajes que no han hecho nada meritorio para ocupar ese sitio. España es un país de mediocres; son ellos los que al final consiguen marcarnos el camino a seguir. La historia cuenta con numerosos ejemplos de lo que digo. Todo el que consigue destacar en algún terreno tiene que emigrar o plegarse a los dictados de los poderosos. Nuestro país es una moto potente con el motor gripado por la clase política. La criticada casta se ha convertido en el anhelo de los que desean tocar poder sin importarles a qué precio. Da igual tener coleta que chulear tu tesis doctoral, lo mismo es dar un golpe de estado que matar bajo la bandera terrorista, al final lo que queda es el manejo de las masas borreguiles según les apetezca. Verdaderamente somos un país de locos que permitimos que un presidente copión, un expresident prófugo, un recluso sedicioso, un facha a caballo, un nacionalista pesetero, etc. nos marquen la ruta que debemos seguir. Sentémonos un momento y analicemos con la mente, no con el estómago, la situación. ¿De verdad nos merecemos esto? Feliz Año de los Mindundis –Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.