Como cabras

Este año que despedimos ha sido el del enfrentamiento

Mi última reflexión de este año pensaba hacerla en torno a las exigencias. “Exigirnos mucho a nosotros mismos esperando poco de los demás para ahorrarnos disgustos”, pero me parece que la actualidad va por otros derroteros. Los últimos días del año están siendo bastante irritantes para los individuos que habitamos en España. ¿Por qué digo individuos? Ya no sé si denominarnos ciudadanos o súbditos, borregos o lobos, nacionalistas o separatistas, de derechas o izquierdas, ecologistas o contaminador, madridista o culé. Este año que despedimos ha sido el del enfrentamiento, de la polarización más absoluta. En ocasiones se me antoja que todo está milimetrado. Mi abuelo, que era un campesino del norte de Tenerife, decía siempre: “Divide y vencerás”. Esta frase de Julio César ha sido empleada por la clase política desde que existen políticos. Además de la división, en nuestro país siempre ha existido el deseo de mantener al populacho lo más ignorante posible. No hay un plan de estudios que intente mejorar el pobre nivel cultural que tenemos, no hay más que verme a mí. Resulta infumable que se adoctrine en las colegios e institutos. Es vergonzoso que se reescriba la historia según la comunidad autónoma en la que vives. Para mí lo más irritante es la cara de frescura y chulería con la que se dirigen al pueblo. O bien, cuando algún periodista hace preguntas incómodas ver como se revuelven en la poltrona eludiendo responder. En fin, esperemos que el año veinte veinte no sea augurio de más división. Si ya sabemos lo que tenemos que hacer y no lo hacemos, estaremos peor. ¡Feliz 2020! –Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.