El puño y la rosa

El presidente del gobierno en una de sus comparecencias anteriores a la crisis./Foto: Moncloa-Gobierno de España.

El presidente (eternamente en funciones) Pedro Sánchez ha olvidado una de las frases más celebres de nuestro maestro: “El silencio es el único amigo que jamás te traiciona”. Este individuo, del que dicen las malas lenguas que plagió su tesis doctoral, tiene la mala costumbre de no controlar la temperatura de su “pico”. Se le calienta cuando está en la tribuna de oradores y luego pasa lo que pasa. El presidente del gobierno, en funciones, que nos está tocando sufrir a los españoles se desdice continuamente de sus afirmaciones. Algo parecido sucede con sus acólitos del puño y la ros, sobre todo los de ese apéndice del “soe” surgido en tierras catalanas. Muchas son las voces autorizadas que piden un pacto de Estado con las fuerzas políticas constitucionalistas, pero no quieren. Me da la sensación que anteponen el calorcito de las moquetas del Congreso y el “doctor” su fantástico colchón de la Moncloa. Todos los detractores de la Constitución del 78 olvidan que, gracias a los acuerdos anti natura que se produjeron hemos tenido en España el periodo de paz y progreso más largo de nuestra historia. Los políticos actuales no ven más allá de su nariz y quizás de sus intereses. Se echa de menos gente con amplitud de miras y sentido de estado. Algún comunista dijo en su momento: “Yo soy republicano juancarlista” en un claro guiño a lo que la Monarquía a significado en España. Ojalá escuche algún día a estos republicanos de pacotilla decir que son “felipistas”. Los políticos deberían saber que, cuando hablan deben procurar que sus palabras sean mejores que su silencio.-Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.