Finlandia y la educación española

La educación se mantiene por encima de debates políticos

Según los tan traídos y llevados informes sobre la educación en Europa, los estudiantes finlandeses son los mejor valorados; sus escuelas no son las mejor dotadas ni sus maestros los mejor pagados, pero los resultados dejan con la cara colorada al resto. España, como es habitual suele salir mal parada en idiomas, abandono escolar, mala inserción laboral para los que terminan sus estudios, etc. No es posible que dependiendo del color del gobierno el sistema educativo cambie, la educación debe mantenerse por encima de debates políticos. Seguidamente debemos contar con buenos profesores, en nuestro país todos no lo son; de hecho, es vox populi que las facultades de educación se llenan de alumnos que no han alcanzado la nota suficiente para otras titulaciones. En Finlandia para ser maestro de Primaria es mucho más complicado, necesitan la licenciatura en Pedagogía y la inmensa mayoría tienen una segunda titulación universitaria específica del tipo Física, Biología, Lingüística… Todos deben hablar correctamente dos idiomas y bastantes son doctorados. El fracaso escolar no existe en este país porque si hay problemas de aprendizaje el pedagogo es el propio profesor. Cada vez que cambia un gobierno español nos echamos a temblar, cambian las cargas impositivas, el sistema educativo, la seguridad social y queda siempre en evidencia la separación de poderes. Los políticos de turno son incapaces de tener visión de futuro, sentido de estado…probablemente vendrá dado por el sistema educativo que sufrieron en escuelas, institutos y universidades. Jamás se debieron ceder las competencias en educación a las autonomías sin ningún control por parte de la alta inspección educativa. Los niños en las escuelas son como cuadernos en blanco, cada día el profesor de turno irá escribiendo en sus hojas el mensaje que crea oportuno y eso no puede ser. Ha habido profesores pedófilos, maltratadores, negligentes que han sido condenados por la justicia y que han provocado un daño irreparable a nuestros niños. Un profesor que imprima su lenguaje sesgado también debería verse con las leyes enfrente. Mientras no cambie nuestro sistema España seguirá siendo el culo de Europa en educación y el cambio debe empezar por el personal docente, cualquiera no puede ser maestro. No podemos olvidar que el objeto de la educación es formar personas aptas para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás.- Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.