¡Vamos a morir todos!

Está claro, vamos a morir todos…cuando nos toque

El pánico ha dado por vaciar los supermercados de...¡papel higiénico!

Aparte del coronavirus, a la población mundial le ha entrado un bicho peor: el pánico; las estanterías de los supermercados han sido arrasados por consumidores compulsivos de papel higiénico. A pesar de los avisos de las autoridades sanitarias sobre este asunto ha cundido el temor en la población, algunos se quejan de falta de información, pero eso no es cierto; probablemente el exceso de información y el amarillismo en la prensa, radio y televisión ha sido el peor de los virus. Es normal que todos los medios abran con la noticia, el impacto sobre la economía es brutal y de consecuencias incalculables por el momento. Cae la bolsa, cancelan vuelos, mueren ciudadanos, se colapsan hospitales y lo peor de todo: No se hace caso a las autoridades sanitarias y, pocas personas hacen caso, por ahora, de las medidas recomendadas. Se recomienda que las personas salgan lo menos posible, pero en algunas ciudades no se hace caso a esta premisa fundamental para evitar contagios masivos. En Madrid se suspenden las clases y hay estudiantes universitarios que piensan en alargar el fin de semana de fiesta. Si hacemos un repaso a los titulares de todos los periódicos es normal entrar en pánico. Tenemos que hacer caso, exclusivamente, a las autoridades sanitarias. Lo primordial en este momento es no saturar los servicios de urgencias y dejarlos para las personas más vulnerables, las que pueden tener daños irreversibles en su salud. Si algo tenemos todos en común cuando nacemos es que todos moriremos…cuando nos toque, cuanto más tarde mejor. Mi llamamiento a todos es: Hagan caso a los médicos, ellos son los que tienen en sus manos la solución.- Confucio.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.