Gabriel Bello

Eugenio Bello (izquierda) y Gabriel Bello (derecha).

Es bastante probable que tanto Eugenio Bello y Gabriel Bello no recuerden esta foto que les tomé cuando aún eran unos adolescentes como yo entonces.

Ni que decir tiene que eran unos populares gemelos que además tocaban la guitarra con  suma maestría y a los que tanto yo admiraba por su cuidada técnica desde que  coincidiera con ellos por aquellos años en las clases particulares del profesor Manuel Gutiérrez en Santa Cruz. Durante mucho tiempo, en ocasiones coincidíamos en distintos locales populares que ofrecían música en vivo en el Puerto de la Cruz y dónde a menudo interpretábamos música sudamericana para los clientes por un sueldo irrisorio para la calidad que a la sazón mostraban ellos y para la que todavía se suponía de nosotros como intérpretes.

Eugenio Bello (izquierda) y Gabriel Bello (derecha).

Recuerdo que nos gustaba comer platos tradicionales canarios como, por ejemplo, garbanzas compuestas. Muchas veces, terminadas las clases con el maestro Gutiérrez, nos acercábamos hasta la recova, en Santa Cruz, para degustar las suculentas raciones que preparaban las familias gomeras, ante cuyos mostradorcitos abiertos al exterior permanecíamos de pie el tiempo justo que tardábamos en acabar con la ración del día; eso sí, acompañada siempre de una cuartita de vino del país en principio para los tres aunque ahora creo recordar que por entonces, tanto Gabriel como Eugenio, no bebían alcohol.

Estas anécdotas cotidianas vienen a colación a propósito del homenaje celebrado en Tenerife a la figura de Gabriel Bello con motivo de su jubilación como profesor de guitarra y desde Cataluña no he querido perder la oportunidad de mostrarle todo mi cariño y admiración por una vida entera dedicada a un instrumento que formó parte esencial de nuestras vidas y que alimentó la esperanza que siempre tuvimos depositada de poder vivir del profundo misterio que su sonido tanto divulgaran concertistas de la talla de Tárrega como de la de Andrés Segovia además de toda la intención que en tal sentido también mostró nuestro inolvidable y admirado amigo Gabriel Bello.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

 

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.