Adiós a un año de mentiras

Las mentiras han encabezado la mayoría de las noticias

Despedimos 2018 con un sabor más agrio que dulce. Las mentiras en boca de personajes públicos duelen más.

El dolor viene dado, sobre todo, porque los justos sueldos que perciben salen del Erario.

¿Por qué mienten?

No digo que mientan todos, Dios me libre, pero algunos deben de tener la nariz como Pinocho, el títere de Gepetto.

Con el dinero que tenía que venir a Canarias, entre otras cosas para Las Chumberas y carreteras, nadie sabe qué ha pasado pues cada partido tiene un argumento. ¿Quién miente?

Si nos vamos a Cataluña oímos como el presidente de la Generalidad pide una “rebelión”, los violentos ocupan las calles y convierten esta región española en un lugar al que no apetece nada acudir, echándose las culpas unos a otros. ¿Quién miente menos?

Si hablamos de políticos estudiantes el 2018 ha sido “la leche”; doctorados, másteres, titulaciones, etc. en el punto de mira, aunque los responsables miren para otro lado. ¿Con qué cara pueden mirar a la cara a los miles de estudiantes que se dejan la piel en las universidades?

Este año ha sido el año del coche. Los cientos de miles de españoles que se compraron un coche, entre otras cosas porque hay que renovar el parque automovilista, se encuentran con un anuncio nada pensado del presidente de España. Claro, los políticos que toman decisiones que afectan a la política española van en coche oficial.

Mientras tango, el desconcierto reina en el comprador y no se sabe desde dónde viene la información verídica.

Kiosco Insular. Opinión, Canarias

2018 también ha sido el año en el que una moción de censura ha puesto al mando a un presidente que no es diputado, que perdió varias elecciones y que sólo tiene 84 escaños, ahí es nada. ¿Ha dicho toda la verdad Sánchez sobre sus pactos con Iglesias e independentistas?

Tan viajero como el Papa, desde todos los partidos le llueven las críticas por su falta de credibilidad, él sabrá lo que está haciendo.

El remate del año viene por la campaña de Turismo del Gobierno de Canarias. Nos tomaremos las uvas con las campanadas de la Puerta del Sol.

Tiene gracia que un partido nacionalista esté aplaudiendo con las orejas por celebrar la fiesta desde “la metrópoli”. Ya están todos allí a costillas del contribuyente.

La verdad es que como promoción es ingeniosa y la mayoría de los medios audiovisuales se han hecho eco de la novedad. Unos con más acierto que otros, que también hay que decirlo.

La verdad es que ha habido comentarios buenos, regulares y malos o como poco mal expresados.

En fin, adiós 2018…que te vaya bien. Entenderá el lector que ha llegado al final de este rollo el motivo de llamar a este año, el de las mentiras.

Les deseo un Feliz 2019 lleno de verdad, sobre todo de aquellos que rigen el destino de nuestro país.

Arpeweb páginas web Tenerife

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.