Cruz de San Jorge

Esta señora, de agradable aspecto varonil, en sus últimas declaraciones en las redes, ha tratado de cerdos a la mayoría de representantes de Ciudadanos

La sra. Gispert, que al amparo de las Leyes de España se permite ciertos excesos políticamente deleznables./Redacción.

El gobierno de la Generalitat de Catalunya, desoyendo las visibles protestas manifestadas por los partidos de la oposición, ha determinado conceder finalmente a la expresidenta del parlamento catalán, Nuria de Gispert, nada menos que la distinción de la Creu de Sant Jordi (Cruz de San Jorge) por la supuesta humanidad en su dilatada trayectoria política.

Esta señora, de agradable aspecto varonil, en sus últimas declaraciones en las redes, ha tratado de cerdos a la mayoría de representantes de Ciudadanos; en particular a la joven Inés Arrimadas, con quién no parece mantener buenas relaciones en virtud de su destacada oposición en contra de las aspiraciones independentistas de una parte de los partidos con representación en la cámara. Y, claro, este insulto ha sido también extensivo hacia todos aquellos ciudadanos que por su origen no forman parte de lo que la señora, de encomiable aspecto masculino, considera una falta de suficiente catalanidad como para ser tratados como personas.

Los políticos catalanes, sobre todo los independentistas, harían muy bien en cuidar su discurso quasi xenófobo qué en ocasiones, como en este caso, termina afectando particularmente a los llamados xarnegos residentes que tanto hicieron y continuarán haciendo por el progreso económico de Cataluña.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Magazine de Canarias, Opinnión, Criterios, Actualidad, Reportajes, Salud, Consumo, Viajes.

En cualquier caso, la idiosincrasia propia de los catalanes en general, no se distingue especialmente del resto de españoles por su aparente sentido del humor, ni por la alegría de vivir y, si me apuran mucho, tampoco por su gastronomía ni por su folklore. Si Cataluña se distingue por algo es por su maravillosa Costa Brava, por su arquitectura modernista, con Gaudí a la cabeza, y quizá también por los logros conseguidos por su equipo de fútbol, F.C. Barcelona (Barça). Jamás he escuchado a ningún turista decir que ha venido a Cataluña obligado por la calidez de sus gentes o por su interesante folklore, ni por su botifarra amb mongetes, por poner sólo tres ejemplos, cosa que, sin embargo,  sí he oído decir en referencia a Andalucía o Canarias…

En otro orden de cosas, pero sin abandonar la crónica política de éstos últimos días, el PSOE trata de imitar ahora a los socialistas de Portugal en lo que se refiere a gobernar en solitario mientras aquí, en España, las encuestas se inclinan en favor de una posible coalición a tener en cuenta si resultara imprescindible y que estaría compuesta por PSOE-Podemos-PNV. Pedro Sánchez, por su parte, haría bien en no ignorar la opinión de sus electores en el sentido de descartar la idea de hacerlo con Ciudadanos.

El PP continúa rezumando corrupción. Ahora en Valencia, donde Francisco Camps ha sido por fin imputado por el asunto relacionado con el fraude llevado a cabo por el compromiso adquirido en su momento en la construcción del circuito de Fórmula 1, de tal manera que al fraCasado le ha caído de nuevo encima una pesada losa de la que será muy difícil desprenderse si lo que pretende, como así ya ha sugerido, es conducir al PP al redil de centro y sin vinculación ni coqueteo alguno con la extrema derecha que representa Vox.    

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.