Burros Wi-Fi

  • Tecnología punta en el medio de transporte más tradicional
Burros Wi-Fi en todas partes.
Burros Wi-Fi en todas partes.

La compañía turca Ser-Gün, fabricante de placas solares, ha sorprendido con una iniciativa curiosa, encaminada a proveer a los pastores de Turquía de conexión Wi-Fi.

Se conseguirá esta cosa tan curiosa porque van a montar paneles solares en burros, que permitan mantener una conexión a Internet durante todo el tiempo que sus dueños permanezcan en el campo.

Gracias a esta idea, los trabajadores que se hallen de pastoreo tienen la posibilidad de acceder a la energía eléctrica de forma permanente. Podrán recargar sus móviles o disponer de luz artificial, aunque la ventaja más destacada es la de conectarse a Internet.

Cada panel solar cuesta en torno a los 900 euros; de ésta cantidad, un cincuenta por ciento será financiada por el Estado turco. La coordinación de este proyecto está a cargo de la Asociación de Criadores de Ovejas y Cabras.

Pero, a pesar de lo novedosa que pueda resultar la noticia, Israel ya brinda desde hace algún tiempo esta posibilidad.

En el monte y en los campos, los jumentos cargarán con Internet.
En el monte y en los campos, los jumentos cargarán con Internet.

En el Parque Histórico de Kfar Dedem han equipado a los burros que sirven de transporte dentro de este recinto con dispositivos Wi-Fi, para que se disponga de conexión a la Red durante todo el tiempo del recorrido. El dispositivo va colgado al cuello del animal y es similar al que se usa en el transporte público de este país.

Estaría muy bien que el transporte público en nuestras islas habilitase también a los burros. De esta manera se fomentaría la cría del jumento, que ha desaparecido casi por completo –nos referimos a los de cuatro patas, porque de dos hay cantidad–. ´

Y, a lo mejor, el propio transporte se convertiría en algo ecológico, confortable, efectivo y sobre todo cercano al paisaje rural, como los burros de estos países citados.

Ahora que hay tanta gente enamorada de la Naturaleza sería precioso ver a los asnitos caminado por nuestros senderos, con la parabólica colgada. Que mono. Digo, qué burro.

Reendex

Must see news