De moda la canción que avergüenza a los flacos

trainor
Meghan Trainor se ha convertido en un fenómeno con su canción en favor de las curvas.

Aunque la canción “All about that bass” fue lanzada el 30 de junio de 2014, continúa siendo un éxito, quizás por el protagonismo que algunas cadenas de televisión han dado a la misma y por supuesto el uso de ésta en la publicidad.

La canción está interpretada por Meghan Trainor y pertenece al primer trabajo de la cantante norteamericana publicado por Epic Records. La artista compuso el tema junto a Kevin Kadish y tras su lanzamiento recibió multitud de críticas positivas por el entusiasmo que irradia.

Por el contrario, desde algunos ámbitos se ha considerado que esta interpretación avergüenza a los flacos y que en cierto modo no es saludable que se hable tan bien de la gordura. Nosotros, evidentemente, la consideramos una canción positiva y con un encanto digno de elogio, tanto por su música como por los que interpretan el vídeoclip.

En Europa ha causado sensación, y sigue haciéndolo, y en los Estados Unidos alcanzó el primer lugar de la lista Billboard Hot 100. Uno de los test a los que se enfrentan los artistas actualmente es YouTube, pues bien, cuenta con más de 600 millones de visitas.

La canción que avergüenza a los flacos ha vendido entorno a los 5 millones de copias digitales en Estados Unidos, seis discos de platíno y en Canada obtuvo lo que denominan disco doble platino.

Que ha sido un fenómeno curioso es cierto, en el Reino Unido hizo historia; fue la primera canción en sobrepasar el Top 40 sin ser lanzada oficialmente, sólo con su difusión en streaming. En la práctica totalidad de los países de la Unión Europea ha alcanzado las máximas cotas de popularidad. Incluso en el difícil mercado de Oceanía la canción tuvo un éxito soberbio, alcanzó en pocos días el primer puesto, tanto en Australia como en Nueva Zelanda.

Probablemente a los que gastan cientos de millones de dólares o de euros en vender cuerpos a los que denominan “10”, no les haga ninguna gracia que alguien alabe las bellezas, indiscutibles, de las personas que no tienen el peso socialmente admitido.

Su letra no deja lugar a dudas, su estribillo comienza repitiendo varias veces “Porque sabes que yo hago todo por ese bajo. Todo por ese bajo, sin agudos”, y el desarrollo no tiene desperdicio:

Sí, es bastante claro, no soy talla dos

Pero puedo moverlo, agitarlo

Como se supone que debo hacerlo

Porque tengo ese boom boom que todos los chicos persiguen

Y toda la basura justa en todos los lugares justos

Veo que las revistas trabajan con el Photoshop

Sabemos que esa mierda no es real

Vamos, deténgalo

Si tienes belleza, belleza, sólo déjala lucirla

Porque cada centímetro de tu cuerpo es perfecto

Desde abajo hasta arriba

Sí, mi mamá me dijo que no me preocupara por mi tamaño

Ella decía que a los chicos les gusta un poco más de cuerpo para agarrar por la noche

Sabes que no seré una figura de palo, de silicona como una muñeca Barbie

Así que, si es eso lo que quieres, entonces sigue adelante y márchate

Estoy trayendo el cuerpo de vuelta

Sigue adelante y diles eso a las perras flacas

No, no estoy jugando, sé que piensas que soy gorda

Pero estoy aquí para decirte que

Cada centímetro de tu cuerpo es perfecto, desde abajo hasta arriba

Sí, mi mamá me dijo que no me preocupara por mi tamaño

Ella decía que a los chicos les gusta un poco más de cuerpo para agarrar por la noche

Sabes que no seré una figura de palo, de silicona como una muñeca Barbie

Así que, si es eso lo que quieres, entonces sigue adelante y márchate.