Florentino Bencomo y la Filarmónica

La Filarmónica de Los Realejos, historia viva de un pueblo y de una Isla./ cedida.
La Filarmónica de Los Realejos, historia viva de un pueblo y de una Isla./ cedida.
  • La Sociedad de Música La Filarmónica se fundó en 1847
  • Desde el año 1963, y durante más de tres décadas, fue director de esta formación Florentino Bencomo

Florentino Bencomo García fue director durante más de treinta años de la “Filarmónica” de los Realejos. Tantos años al frente de una Banda de Música no deja indiferente absolutamente a nadie en un pueblo, mucho menos si tiene una tradición musical y un bagaje histórico como el pueblo que fue cuna de José de Viera y Clavijo.

 

Florentino Bencomo, varias generaciones de músicos pasaron por sus manos./ Ayto. Los Realejos.
Florentino Bencomo, varias generaciones de músicos pasaron por sus manos./ Ayto. Los Realejos.

La trayectoria de Florentino Bencomo ha sido reconocida por el Ayuntamiento de Los Realejos, que el pasado año aprobó por unanimidad un propuesta de distinción al maestro, otorgándole su nombre a una calle del municipio. La trayectoria de este músico se inicia en la academia de música de la banda con el maestro Enrique Olivera, quien le animó a ingresar en la Banda Militar; allí estuvo tres años tocando el fliscorno bajo la dirección del conocido compositor Santiago Reig. Con posterioridad, Florentino toma la batuta de la Banda Municipal de San Juan de la Rambla y seguidamente la de su Villa natal. En esta sociedad ejerció como docente en la academia, compositor y director entre los años 1963 a 1994.

Durante estos años se puede considerar que se consolidad el proyecto musical de la Sociedad Musical con la dotación de un local de ensayos, adquisición de instrumentos y obras de estudio, amén de sus trabajos para banda como son sus arreglos y adaptaciones de óperas, zarzuelas y obras sinfónicas. También destacan composiciones muy conocidas como los pasodobles “Adelante“,“Audaci“’, “El emigrante“,“Libertad“,“Realejo“ y “En un rincón de mi pueblo“, y las marchas  “Nuestra Señora de Los Afligidos“,“Camino del calvario“ o “In memorian“.

Está claro que detrás de una labor personal como la de Florentino Bencomo, hay también el trabajo y apoyo de otras personas, en este caso de la “ Filarmónica de Los Realejos”, fundada en el año 1847 bajo el nombre Sociedad Musical Filarmónica del Realejo Bajo, por la iniciativa de Lorenzo Machado, iniciándose los ensayos en su propia casa bajo la batuta de su hijo Felipe. Según se cuenta, la “Banda del Realejo” tuvo su primera tocata en las fiestas de Palo Blanco, siempre bajo la dirección de Felipe Machado, que se mantuvo al frente hasta que pasó a manos de Sebastián González Albelo, sochantre de la Parroquia de la Concepción y músico, esto ocurría entre los años 1898 a 1906.

En el año 1907 se hace cargo de la dirección Sebastián Díaz González, en esta etapa se consiguen notables éxitos y además se establece el primer reglamento que servirá de base para continuar con el proyecto musical.

El siguiente director, que estuvo al frente hasta 1938, fue Agrícola Eugenio de la Purísima Concepción García, los resultados obtenidos en ese periodo fueron sobresalientes, siendo reconocida la Banda como una de las mejores de la Isla.

Miguel Pérez Felipe y Enrique Olivera González vivieron, probablemente, una de las etapas más difíciles, no solo de la banda sino también del país. La postguerra marcó la vida de todos durante demasiados años, más aún teniendo en cuenta que en el año 1952 un incendio destruye el archivo e instrumental de la banda.

Los Realejos no ha sido un pueblo que se rinda fácilmente a las vicisitudes, hay claras muestras de ello. De la Web de la “Sociedad de Música La Filarmónica de Los Realejos” recuperamos el texto de cómo fue su reorganización después de los hechos

En aquellos duros momentos tras el incendio, las figuras de Miguel Pérez Felipe y Antonio Hernández Estévez, mantuvieron viva la institución y dieron pie a que durante una semana santa entrara a dirigir la Sociedad Domingo Delgado González.

No obstante, la reorganización total vendría de la mano del entrañable maestro realejero Manuel Plasencia Pérez, que dirigió la banda desde 1956 hasta el año 1961. La llegada de este maestro, poco después de realizarse la fusión del Realejo Bajo y el Alto, marca un nuevo tiempo para la formación y abre el camino a la modernización.

En los años siguientes la buena marcha de la Sociedad es encomendada a los hermanos José y Andrés Siverio Pérez, que al asumir el cargo consiguen multiplicar el número de educandos de la academia.

En 1966, La Filarmónica ve cumplida una de sus mayores aspiraciones, consiguiendo un nuevo local de ensayos y academia, ubicado en la calle de la Alhóndiga, gracias a las gestiones de su presidente José Febles Fuentes. De este modo la banda terminó con el triste periplo iniciado con el incendio de 1952.

Tras la marcha de los hermanos Siverio, la junta directiva decide nombrar a Florentino Bencomo García como nuevo director de la formación. Su labor comienza en 1963 y finaliza más de treinta años después”.Subir

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reendex

Must see news