Homenaje al Maestro Sabina en el Guimerá

El Teatro Guimerá, donde nació la Orquesta de Cámara de Canarias, será el lugar del homenaje al maestro Sabina.
El Teatro Guimerá, donde nació la Orquesta de Cámara de Canarias, será el lugar del homenaje al maestro Sabina.

El Teatro Guimerá será el lugar en el que se celebre el próximo 11 de abril el Concierto Homenaje al gran maestro. El acto, que dará comienzo a las ocho de la noche, será presentado por la Doctora Ana María Díaz Pérez que hará una semblanza del maestro.

La Doctora es miembro de la Real Academia Canaria de Bellas Artes y de la Real Academia de Medicina de Tenerife, además de miembro de la Junta Directiva de la Tertulia TuSantaCruz.

El programa que se ofrecerá estará interpretado por la Orquesta Sinfónica de Tenerife bajo la dirección de Ángel Camacho e interpretarán:

Danza Exótica

Fuga en Re menor

Cantos Canarios 

El maestro Santiago Sabina Corona nació en Santa Cruz de Tenerife el 25 de abril de 1892 y falleció en esta ciudad el 31 de agosto de 1966. Su primer concierto lo dio a la edad de 10 años en la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia de  Santa Cruz de Tenerife.

Hablar del maestro Sabino es hacerlo de la historia musical de nuestra ciudad, de quien fue director de la Orquesta de Cámara de Canarias y subdirector del que por entonces se denominaba Conservatorio de Música y Declamación de Santa Cruz de Tenerife.

La vida de este toscalero que con solo 17 años dirigiera por primera vez una orquesta, transcurrió entre en casi toda la Península, su música más allá de las fronteras europeas y americanas, actuando en Francia, junto al célebre artista Frégoli, en Brasil, Argentina, Chile, Cuba y América Central.

Su primera ópera, L’Errante, surge gracias al poeta Goffredo Fanti, así como la posterior “Mistico Fonte”, surgidas ambas de la profunda influencia de la cultura italiana que se hace patente en su partitura “Danza Exótica” puesta en escena, en Padua, por el director de orquesta italiano Toscanini.

Un hecho marcó profundamente al maestro Sabina. Según cuenta Ana María Díaz Pérez en un artículo publicado en periódico tinerfeño “El Día”, el 7 de junio de 1981:

“…se encontraba en el frente italiano con motivo de llevar a cabo una acción  de humanidad, ya que se contaba con tres teatros a los que había sido invitado junto a otros artistas para realizar algunas actuaciones delante de los soldados. El Alto Mando advirtió que no existía peligro austríaco, pero acaeció que a las cinco de la madrugada del día siguiente al comunicado, una bomba hizo explosión con lo que se ordenó que la ciudad fuese rápidamente desalojada. El maestro inició una carrera a las seis de la mañana y, después de haber atravesado los ríos Sila, Livenza y Tagliamento, tomó un tren que lo trasladó hasta Bolonia, aquí leyó en los periódicos que los puentes de los ríos que había cruzado, hacía escasas horas, habían sido derribados…”

La Orquesta de Cámara de Canarias fue fundada el 8 de junio de 1935, su precedente fue “La Sociedad Filarmónica Santa Cecilia”, creada medio siglo antes. Los ensayos de esta formación comenzaron en el mes de julio, con algunas dificultades que se vieron superadas gracias a sus componentes y a los profesores del Conservatorio; sin olvidar al alma mater de la formación, el maestro Sabina.

La noche del 16 de noviembre de 1935 se estrenaba en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife la Orquesta de Cámara de Canarias, en una velada que constituyó un importante éxito para el futuro musical de Canarias, por ser la semilla que en la actualidad se conserva con músicos y formaciones musicales de relieve internacional.

Entre las composiciones del maestro Sabina encontramos Nocturno, Serenata, Fuga en Re Menor, Leyenda, Apuntes para una Farsa, Dos canciones de Mujer,  Los Toros, Sierra Gudar, dos canciones para orquesta y soprano bajo el nombre de Scherzo, y la Invocación a la Virgen de Candelaria, producción que realizó para la inauguración del Santuario de la Patrona de Canarias y en la que intervinieron la música del maestro, la letra de Rafael Hardisson  y la voz del tenor Antonio de la Rosa.

Por el gran público es desconocida la relación entre Teobaldo Power y el maestro Sabina. Ambos dejaron valiosas aportaciones a nuestra música. El primero sus celebrados “Cantos Canarios” y el segundo la orquestación de éstos de una forma hasta entonces inédita.

Don Santiago Sabina, además fue profesor de Armonía y Composición, Contrapunto y Fuga y Conjunto Vocal e Instrumental del Conservatorio de Santa Cruz de Tenerife, además de subdirector de éste. En el año 1953 se le concedió “en reconocimiento a sus méritos” la Medalla de Plata de la cuidad que le vio nacer. En el año 1969 se le pone su nombre a una calle, en la zona de la Cruz del Señor, junto a otras que llevan el nombre de Falla, Albeniz o Granados.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reendex

Must see news