La quinua

La quinua, en su planta natural.
La quinua, en su planta natural.
  • La ONU dice que puede contribuir a la seguridad alimentaria mundial

En la actualidad, la quinua es la comida de moda en los Estados Unidos y, sin embargo, es conocida mucho antes de que Cristóbal Colón descubriera América. La quinua era la base principal de la dieta del pueblo inca; para ellos una planta sagrada.

El nombre de esta planta, traducido del quechua, es “cereal madre” y desde la llegada de los conquistadores a la región andina, apenas salió del Cono Sur, siendo desconocido para el resto del mundo.

La quinua, empaquetada y lista para vender, con las propiedades descritas en este artículo.
La quinua, empaquetada y lista para vender, con las propiedades descritas en este artículo.

El año pasado, la ONU declaró 2013 como el año de la quinua o quinoa y además le añadieron el adjetivo de superalimento. Es posible que este detalle de las Naciones Unidas haya sido el espaldarazo definitivo para que el cereal sagrado conquistara el mundo.

La prensa norteamericana no para de alabar sus propiedades y en multitud de series sus protagonistas incluyen en sus comidas la quinua, el único alimento vegetal que posee todos los aminoácidos esenciales, además de oligoelementos, vitaminas y sin gluten.

Los granos del “cereal madre” se tuestan y de ahí se obtiene una harina que se utiliza en casi todos los platos de Bolivia y Perú aunque en los Estados Unidos se usa fundamentalmente como guarnición, gracias a su sabor parecido al de la nuez.

La quinua es muy versátil; con ella se puede fabricar chicha –bebida de cereales fermentados– y además su consumo, en cualquier presentación, aporta altos niveles de fibra y nutrientes, vitaminas, antioxidantes, etcétera.

Esta semilla, pues, técnicamente no es un grano y se hace muy apreciada por cocineros de prestigio; éstos convierten su harina en una especie de arroz y pasta.

Bolivia, Perú y Estados Unidos son los principales productores de la quinua, planta muy fácil de cultivar y con una sorprendente capacidad de adaptación. Se adapta a humedades relativas desde el 88% hasta el 40% y soporta temperaturas extremas, -4ºC hasta los 38ºC.

Al poseer esta adaptabilidad tolera y resiste la falta de humedad en el suelo y su rendimiento es muy aceptable en territorios con escasas precipitaciones. Como dijo la ONU: “Este alimento puede contribuir a la seguridad alimentaria mundial”. Pues ojalá.

Reendex

Must see news