Naturaleza

La Naturaleza en sí misma no siempre resulta del todo generosa con todos aquellos que en realidad la aman y, precisamente, esa falta de generosidad ya reconocida tendría que hacernos reflexionar sobre los perjuicios que también acarrea para ella nuestro excesivo interés por conocerla a fondo. Sin embargo, gracias al reto y al compromiso presentado contra ella por parte de todos aquellos voluntarios submarinistas empeñados en su rescate, se han podido salvar las  vidas de esa docena de criaturas y a su monitor que habían quedado irremisiblemente atrapados merced a los caprichos cambiantes de la climatología en una profunda y oscura gruta de Thailandia.

En ocasiones por no decir a menudo, la Naturaleza nos desconcierta del todo. Y nos desconcierta porque nos desconoce por completo, ni siquiera es consciente de que existimos ni de que no le guardamos el más mínimo respeto y como consecuencia del hecho de que para ella no somos nadie, a veces nos “parte” un rayo en medio del campo, otras nos eleva un tornado o naufragamos en medio de un intenso oleaje que azota cualquier punto de nuestras costas o también nos convierte en víctimas de la abrupta erupción de cualquier volcán en cualquier punto del planeta Tierra.

De modo que con la Naturaleza no existen pactos a priori como no sean medidas excepcionales de precaución preventiva como pueden serlo los pararrayos, los anemómetros, los termómetros o los sismógrafos con su tan temida escala de Richter. Podríamos afirmar aquello de que “la Naturaleza es sabia” porque precisamente prescinde del todo de nosotros, no cuenta con el ser humano para nada y, en un sentido, eso es también de agradecer.

Hasta el momento, sólo las rogatorias a nuestros santos más comprometidos en los países más secos y, curiosamente, más católicos suelen dar un excelente resultado para propiciar la lluvia, aunque también es verdad que como humano que somos, nunca llueve a gusto de todos y eso también lo sabe la propia Naturaleza.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.