Tomás Montesdeoca, artífice de la Orquesta de Pulso y Púa del Orfeón “La Paz”

Tomás Montesdeoca (1919-2014) dirigiendo a la Rondalla del Orfeón La Paz.
Tomás Montesdeoca (1919-2014) dirigiendo a la Rondalla del Orfeón La Paz.
  • Fue director del Orfeón La Paz de La Laguna

Hablar de la historia del Orfeón La Paz de La Laguna y no hacerlo de Tomás Montesdeoca Pérez, es dejar sin mencionar un capítulo importante de la casi centenaria sociedad musical lagunera.

El maestro dejó una huella imborrable en los que le conocieron personalmente.
El maestro dejó una huella imborrable en los que le conocieron .

Junto con Manuel Hernández Martín y Ángel Hernández Arvelo formaron un trío intelectual que sirvió de cimientos para lo que hoy en día son los pilares musicales del Orfeón. Los tres, con sus “dimes y diretes”, rodeados de unos jóvenes orfeonistas ansiosos de hacer música consiguieron consolidar un proyecto que empezó en el año 1918.

Don Tomás se hizo con las riendas de la “parranda” en el año 1972 y una de las primeras cosas que consiguió fue eliminar ese término: “Nosotros somos una Orquesta de Pulso y Púa”… y nos lo creímos.

En el año 1982 se hace cargo, con la retirada de don Manuel Hernández, de la dirección de la Rondalla y continúa con la Orquesta. En esta etapa cabe recordar el paso de Luis Alberto Roque e Ignacio Oliva como directores del coro de voces graves. Hasta el año 1987 fue responsable musical de esta vieja sociedad, como director, compositor y arreglista.

Hablar de la trayectoria de Montesdeoca sería largo y jugoso, dejamos en la memora de los que les conocieron las innumerables anécdotas que protagonizaba. En el archivo de la sociedad quedan obras originales y arreglos que sirvieron para dar a La Laguna un poco más de lustre. “Bella Aguere”, “Evocando”, “Sin Palabras”, “Dolores Margarita”, “Alegre Santa Cruz”, “Luz, Fragancia y Amor”…

Pocos van quedando de los rondalleros de siempre, las rondallas ya no son lo que eran… ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? Ni lo sabemos ni creo que importe, lo cierto es que Personajes como éste hacen historia pasando de puntillas por ella. Hasta siempre Maestro.

2 Comments

  • Don Tomás ha sido siempre el gran olvidado del Orfeón. Gracias a él y con la inestimable colaboración de Ito se consiguió tener una agrupación de cuerdas digna.
    Se rodeó de jóvenes y a pesar de su genio se hizo con su confianza.
    Su carácter militar imprimía una disciplina peculiar en el grupo que los chicos de las cuerdas supieron asumir.
    Consolidó un espacio de ensayo para su gente y se ganó a pulso el respeto de todos.
    Sus arreglos muy buenos y con el efecto que siempre se buscaba en los carnavales.
    Descanse en Paz y hasta siempre, maestro.

  • Su amor por la música, por el Orfeon La Paz de Laguna y por el trabajo bien hecho..ese era D. Tomás.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reendex

Must see news