Un monopolio llamado Google y Android

googlepolio

  • Bruselas les acusa de abuso de posición dominante

La Comisión Europea ha enviado un pliego de cargos al omnipresente Google en el que se le acusa formalmente de abuso de posición dominante por favorecerse en su servicio de comparación de precios –Google Shopping– frente a sus competidores.

También se ha abierto una investigación sobre el comportamiento de la compañía norteamericana en con sistema operativo para móviles, el conocido Android. El examen de las autoridades comunitarias se basará en investigar si Google vulnera las normas de la Unión obstaculizando el desarrollo y acceso al mercado de otros dispositivos competidores de Android.

Se estudia imponer una fuerte multa, que podría llegar a un diez por ciento de su volumen de negocios y obligarles a hacer cambios estructurales en su buscador para poner fin al abuso de su posición dominante. Se debe tener en cuenta que la cuota de mercado de Google supera el 90% en casi todos los países del espacio comunitario.

Google dispone de un plazo de 10 semanas para presentar alegaciones, la decisión de la comisaria de Competencia corrige la vía de actuación del socialista español Joaquín Almunia. Éste abrió la primera investigación en el año 2010 e intentó una solución negociada, eludiendo de esta forma el envío de los pliegos de cargos que ahora si se han hecho.

En el caso de Google, creo que la compañía podría haber dado una ventaja indebida a su propio servicio de comparación de precios, vulnerando las reglas antimonopolio de la UE”, ha explicado la comisiaria Margrethe Vestager. “Google tiene ahora la oportunidad de convencer a la Comisión de lo contrario. No obstante, si la investigación confirma nuestras preocupaciones, Google tendrá que hacer frente a las consecuencias legales y cambiar la manera en que hace negocios en Europa”.

En los pliegos de cargo se denuncia que Google reserva sistemáticamente un tratamiento favorable a su comparador de precios en sus páginas de resultados de búsquedas generales, por ejemplo mostrando Google Shopping de forma más prominente en la pantalla. Así podría estar desviando artificialmente tráfico desde servicios de comparación de precios rivales y obstaculizando su capacidad de competir en el mercado, según el análisis de la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario cree que de esta forma los usuarios no ven necesariamente los resultados más relevantes en respuesta a sus búsquedas, lo que perjudica a los consumidores y frena la innovación. La opinión preliminar de Bruselas es que para corregir esta conducta, Google debería tratar su propio servicio de comparación de precios y el de sus rivales de la misma forma. A juicio de la comisaria, las medidas correctivas ofrecidas por la compañía hasta ahora son insuficientes para resolver el problema.

Almunia había identificado un total de cuatro puntos de discrepancia por lo que se refiere a la actuación de la empresa americana. El pliego de cargos enviado se refiere únicamente al primero de ellos y la Comisión Europea ha aclarado que no descarta ampliarlo para cubrir otros servicios de búsqueda especializados. También continuará investigando los otros tres puntos: copia de contenidos web rivales, publicidad exclusiva y restricciones indebidas a los anunciantes.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.