Naufragio

Aunque aún conservan el flotador, los independentistas catalanes ya no disponen del frágil asidero que les facilitaba el PSOE

 

Aunque aún conservan el flotador, los independentistas catalanes, en especial Esquerra Republicana y PDeCAT, ya no disponen del frágil asidero que les facilitaba el PSOE para no irse definitivamente al fondo. Durante todo este tiempo hasta nuevas elecciones navegarán pues a la deriva mientras el resto de la tripulación continúa sentada en el banquillo de los acusados frente al Tribunal Supremo a la espera de que en unos meses se dicte sentencia contra ellos. La travesía se espera muy larga si antes no naufragan definitivamente o descubren, como ya se prevé, una islita remota en el océano político por el que se han aventurado y por el que aún habrán de continuar navegando hasta entonces.

Canarias, Opinión, Criterios

Visto desde el punto de vista de los independentistas, punto de vista en el que siempre me sitúo cuando necesito ver con una cierta perspectiva política el rumbo que siguen los acontecimientos (sus maltrechos flotadores), no me parece en absoluto acertada la decisión última de negarle a Pedro Sánchez los votos que éste hubiera necesitado para poder mantenerse hasta las próximas elecciones generales en el poder:

Primero: porque, sencillamente, a falta de pan buenas son tortas o, si lo desean, como ya he apuntado en otras ocasiones, es preferible malo conocido que bueno por conocer, máxime cuando al acecho, como en esta precisa ocasión, se encuentran nada menos que tres escualos de la categoría del PP, Cs y Vox.

Segundo: porque si la derecha de este país logra alcanzar el gobierno en unas elecciones generales anticipadas, será muy probable que el flotador que aún conservan los catalanes y que impide por el momento su hundimiento, sea pinchado a propósito por Casado muy por debajo de la línea de flotación, dando así al traste con el tan ansiado procés bajo el grandísimo lastre que significa el peso tan enorme que supone para sus propios intereses nada menos que el artículo 155 de la Constitución española en toda su magnitud.

¿Y si por esas casualidades políticas que en ocasiones se dan como consecuencia de determinadas estrategias electorales fuera el PSOE, pese a todo, el que consiguiera la victoria en unas próximas elecciones? ¿Habríamos de especular con las intenciones más que justificadas de Pedro Sánchez si éste recurriera respecto a los independentistas con las mismas fórmulas con las que hoy se jacta Casado para mantenerlos a raya y estrictamente dentro de la Constitución y bajo el peso inexorable del mencionado artículo 155?

Pese a todo, para el PSOE nada está perdido todavía. Sin embargo, el retroceso que habrán sufrido en sus anhelos secesionistas aquellos como Esquerra Republicana y PDeCAT resulta más que considerable si tenemos en cuenta que el único asidero con el que hasta ahora contaban para no irse al fondo, mal que les pese, sólo consistía en haber retirado a tiempo las sendas enmiendas a la totalidad presentadas contra quien, por el momento y aunque fueran tan sólo migajas, les daba de comer.

zoilolobo@gmail.com

Arpeweb páginas web Tenerife

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.