Vídeos y la Punta del Viento

Vista parcial del Puerto de la Cruz, Tenerife./Wikipedia.

Debo confesar haber sentido algo de vergüenza ajena frente a la escasa imaginación mostrada por algunos de mis paisanos canarios a la hora de editar ciertos vídeos de promoción, destinados todos ellos a llamar la atención de los ciudadanos en favor de sus respectivos partidos políticos en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas.

Ha habido de todo y han sido tan fuera de lo común que finalmente no me ha quedado muy claro a que partidos correspondían. Desde un señor maduro, remontándose a la niñez, aspirante a alguna alcaldía de su isla, cabalgando inocentemente a lomos de un caballito de madera en un parque infantil, pasando por la presencia muda en primer plano de otro muchachote que, sin decir palabra pero con riguroso estilo, se arroja inopinadamente vestido de cabeza al Atlántico. Por si fuera poco, y al estilo más cutre de lo que podría ser un musical de Broadway, una joven, aspirante también a alcaldesa de no se qué pueblo, se marcaba unos pasos de baile entre dos varones frente a una nutrida coreografía, intentando convencer al telespectador de las bondades y ventajas de votar por el PP. Para acabar, y de manera muy doméstica, una señora madura, clienta en la ficción de una tienda de ropa de las de toda la vida, se siente obligada a escoger entre tres chaquetas del mismo modelo, pero de distinto color: azul, naranja y verde. La señora, como es obvio, también termina optando por su color preferido de toda la vida: el azul, en clara alusión al color corporativo del Partido Popular.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Opinión, Criterios, Actualidad, Magazine de Canarias, Reportajes, Gastronomía.

Debo reconocer de que se tratan de videos domésticos destinados a un público más bien minoritario como es el de las islas y que los asesores de campaña no se encuentran a la altura de las circunstancias en estos casos, pero, sin embargo, este tipo de trabajos es necesario dejarlos en manos de aquellos profesionales que conocen bien el tema del que concierne, como pueda ser un documentalista, un artista de imagen y sonido, etc., etc., como creo suponer y de hecho me consta que existen muchos en Canarias.

Lo que sorprendería, -y también lo que haya podido ocurrir-, hubiera sido que algún sociólogo, después de haber hecho un estudio sobre la idiosincrasia del pueblo canario, haya podido llegar al convencimiento de que la gran mayoría de la población no hubieran llegado a entender el mensaje que se proponían los partidos si la campaña se hubiera llevado a cabo de cualquier otra manera, dando así por sentado que los isleños no damos más de sí, lo que me parece un insulto en toda regla.

Si de lo que se trata es de hacer el ridículo, ya hemos tenido bastante con el pánico desatado por la señora Oramas ante el temor de que Unidas Podemos pueda formar parte de un gobierno de coalición con Pedro Sánchez.  ¿No creen?

La única alegría que me reservo es la que me ha proporcionado Juan Cruz en una crónica del pasado día trece de mayo, en las páginas de El País, al mencionar la extraña coincidencia que ha supuesto para ambos, guardar la misma fidelidad e interés estético por el mismo paisaje del Puerto de la Cruz que nos cautivó desde niños: La Punta del Viento. Y ese rincón lo colma todo, incluso la pobre imaginación de algunos para hacer valer sus propios intereses sin filos que puedan dañar la sensibilidad de otros.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.