Amor propio

Ha llovido por Cataluña y las temperaturas también han bajado algo. Ello ha aliviado en alguna medida los intensos calores que hemos venido soportando últimamente, pero no la dura intransigencia política que también nos ha venido afectando por la insidia de todos aquellos partidos que se disputan parte del poder en el territorio nacional, tanto el Murcia como en Madrid y que tanto PP como Cs, continúan encontrándose a expensas y bajo las expectativas de VOX quien, aunque sea ya por amor propio, exige la presencia incondicional de Albert Rivera en las distintas mesas de negociaciones sin quieren contar con su visto bueno para la gobernabilidad que precisan en ambas comunidades para formar gobierno.

Pero para amor propio herido tendríamos que tener en cuenta el de Pablo Iglesias y no tanto el de Santiago Abascal. Pedro Sánchez continúa administrando el tiempo aparentemente en su favor, a la espera de cualquier otra solución que no sea la de pactar en última instancia con Pablo Iglesias, pero puede correr un riesgo innecesario fiándose sólo de las encuestas del CIS que, al parecer, le darían ganador en unas nuevas próximas elecciones, aunque sin tener en cuenta que, dado el caso, no se habría contado con la más que probable posibilidad de abstención entre el electorado ni tampoco con la negativa, manifestada en su día por sus afiliados y votantes, de aliarse con Ciudadanos con tal de  conseguir su propósito.

La única posibilidad que tiene Pedro Sánchez de un gobierno monocolor, es, a pesar de todo, correr el riesgo inminente que supone convocar nuevas elecciones porque tampoco Ciudadanos, si se diera el caso de una coalición, no se vería capaz de poner sin algo a cambio al grueso de sus diputados a su entera disposición. Aun contando en última instancia con la insuficiente oferta gratuita de Unidas Podemos tampoco sería lo deseable porque para ello tendría que contar además con los distintos partidos independentistas de los que el PSOE no quiere, precisamente, ni oír hablar.

Sólo queda esperar.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.