Dar la vuelta a la tortilla

La previsión de Pablo Iglesias en acudir a la cita provisto de la tapa

Hace sólo unos días, valiéndose de un teléfono convencional de los que todavía quedan en los despachos ministeriales, Pedro Sánchez se puso en contacto con Pablo Iglesias para invitarle generosamente a degustar en su propia casa una tortilla española de singular formato gracias a una sartén cuadrada diseñada por su actual equipo de gobierno. Pablo aceptaría de inmediato no sin antes preguntar por sus exactas dimensiones, a lo que el presidente en funciones contestaría con un escueto 25×25 cts. exactos.

A la hora indicada del día siguiente, pasado el mediodía, Pablo, con su inseparable mochila a cuestas, se presentaría con total puntualidad en la residencia de Pedro Sánchez. Este le haría pasar a la cocina y Pablo se introdujo en ella con su tímida sonrisa y su ligera mochila siempre encima y que luego depositaría sobre una silla de enea.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Actualidad, Criterios, Opinión, Gastronomía, Magazine de Canarias, Reportajes, Viajes, Salud

Pedro ya había utilizado la sartén para freír convenientemente las patatas y la cebolla que luego había introducido en un bol en cuyo interior se encontraban ya batidos los huevos. Ante la presencia de Iglesias y mientras charlaban amigablemente, Pedro vertería todo el contenido del bol sobre la superficie aceitosa de la sartén hasta conseguir un grosor aproximado de unos dos centímetros a la espera de que la cara inferior se dorase en la medida que pretendía su propia experiencia. Llegaría el momento de dorar la otra cara cuando Pedro caería en la cuenta de que carecía de una tapa cuadrada para darle la vuelta (a la tortilla). Entonces, veloz como un rayo, Pablo extraería del fondo de su inseparable mochila, una tapa con asa de fino acero inoxidable de exactamente 25×25 cts. con la que el presidente en funciones pudo dorar a su gusto la otra cara, procurando, además, que su interior resultase apetitosamente jugoso.

La previsión de Pablo Iglesias en acudir a la cita provisto de la tapa que no habrían previsto en Ferraz, sería más que fundamental para lograr cocinar una tortilla que, pese a ser cuadrada, contenía toda la soberanía española con la que, hasta ahora, contaba cualquier tortilla circular convencional.

Sin embargo, en lo que ambos líderes no se pondrían de momento de acuerdo después de haber acabado tan suculento manjar, sería en la denominación definitiva del producto: Tortilla de coalición o tortilla de cooperación.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.