Desacuerdos previstos

El plazo se va agotando y la salida se va estrechando

Foto: Moncloa-Gobierno de España.

Se tardó menos tiempo en organizar en su día el desembarco de Normandía durante la 2ª guerra mundial que lo que Sánchez lleva en intentar formar un gobierno de coalición a su única conveniencia. Desde luego que la oposición del PP o Cs no se lo pone nada fácil, pero ya es hora de ir tomando decisiones en esa dirección y no barajar la posibilidad de unas nuevas elecciones con todo lo que ello significa para la paciencia de los electores y el coste económico para las arcas del estado, a pesar de que, según las últimas encuestas, en el caso hipotético de nuevas votaciones, el PSOE saldría más beneficiado que el resto de partidos en liza y ante esa eventualidad, Sánchez amenaza.

En cualquier caso, Sánchez cuenta con el apoyo casi incondicional de Unidas Podemos; y digo “casi” porque a Pablo Iglesias le gustaría formar parte del consejo de ministros en virtud de la cantidad de votos alcanzados en las últimas elecciones y cuya proporcionalidad, a criterio de Iglesias, bien merece algún que otro ministerio en la composición de un nuevo gobierno. Pero nada de eso resulta suficiente, no basta sólo con su apoyo prácticamente incondicional sino, además, con los de algunos otros que a todas luces exigirían a cambio determinadas prebendas a las que Sánchez, de aceptar, se vería abocado a conceder en contra del parecer de una mayoría de su fiel electorado.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Criterios, Actualidad, Opinión, Magazine de Canarias, Reportajes, Vida Sana, Salud, Gastronomía...

El plazo se va agotando y la salida se va estrechando cada vez más, de modo que habrá que intentar salir de uno en uno y quizá también de perfil para facilitar la gobernabilidad que se espera al otro lado de la puerta, siempre a favor de Pedro Sánchez, que fue el primero en pasar un umbral tan angosto.

Una intransigencia muchísimo mayor que la de Pedro Sánchez en su relación con Pablo Iglesias, ha sido la de Albert Rivera respecto de Sánchez, y en su contumaz terquedad por terciar contra los socialistas a favor de Vox, ha conseguido que de sus filas hayan ido descolgándose algunos importantes miembros de su partido, como los últimos casos conocidos del candidato a la presidencia del Principado, Juan Vázquez, el del diputado Toni Roldán y el del euro parlamentario Javier Nart, dimisiones que han terminado por sembrar el pánico entre el grueso de sus propios afiliados.

Las discrepancias en el seno de Cs vienen de lejos, concretamente desde la alianza habida de éstos con Vox en Andalucía y que desatarían las criticas del propio ex ministro francés Manuel Valls que más tarde se confirmarían desde Cataluña, además del humillante desmarque propiciado por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Todo ello ha contribuido en gran manera a obligar a Albert Rivera a no ser tan intransigente con Sánchez ni a ampararse bajo la larga sombra que proyecta el PP y facilitar con su abstención, si fuera preciso, la gobernabilidad del tándem formado para la ocasión, PSOE- Unidas Podemos.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.