El taburete

O mamamos todos de la misma teta o rompemos el taburete

Durante el periodo preelectoral de este año, la derecha española se tomó su tiempo de espera en diseñar y confeccionar un taburete de tres patas con el que prever la ausencia de sillones a ocupar en las muchas y distintas alcaldías de nuestro mapa político español y en las que tendría oportunidad de participar. Un robusto taburete, aunque de cortas dimensiones, cuyas patas habían sido convenientemente pintadas con los distintos colores corporativos de cada una de sus formaciones: azul, naranja y verde, respectivamente. Pronto se daría cuenta Abascal de que, por un error de cálculo en el diseño, la patita verde del corto taburete de diseño cojeaba ostensiblemente con respecto de las otras dos, pero ello no parecía resultar tan grave como hasta el punto de llegar a suponer una pérdida de equilibrio. En cualquier caso, -pensó el señor. Ortega Smith-, no hay mal que por bien no venga, porque si algo resulta más que imprescindible a la hora de ordeñar la vaca, no es otra cosa que un sólido taburete de cortas dimensiones que te permita sentarte cómodamente frente a las ubres.

Ahora es cuando comienzan a surgir serias desavenencias entre los tres porque si bien es cierto que Vox se conforma sólo con ocupar por el momento el taburete de diseño en cuestión, no se resigna sin embargo a permanecer sin voz ni voto en todos aquellos plenos donde su formación tiene también presencia en beneficio de sus otros dos compañeros de viaje.

De modo que, si no se atiende debidamente a sus pretensiones, Vox no estaría en absoluto dispuesto a repartir con sus socios el producto del previsible copioso ordeño. Dicho de otra manera: o mamamos todos de la misma teta o rompemos el taburete.

En cualquier caso, es Ciudadanos quién parece sentirse el más perjudicado porque, en el fondo, aún no sabe exactamente qué tipo de pactos secretos han tenido lugar entre PP y Vox y en la medida que éstos puedan afectar al futuro político de su formación.

Mientras tanto, el momento de formar gobierno se va aproximando sin saberse aún en que medida el PSOE estaría dispuesto a pactar con todos aquellos pretendientes que todavía hoy hacen cola a la espera de ser elegidos por Pedro Sánchez, aunque la voz de los propios militantes socialistas será también decisoria a la hora de escoger.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.