En equipo y con coraje

Los dirigentes de Vox se han convertido una vez más en los Kirgios

Dos acontecimientos deportivos distintos tuvieron lugar esta misma semana y que en gran medida paliaron con mucho la intensa  incertidumbre que estamos corriendo los españoles respecto a esa tragedia política en la que se ha convertido la elección de un presidente de gobierno que, por lo menos y por el momento, continúa aún en funciones sin haber aprendido nada de lo que significa trabajar en equipo en la misma medida que lo hizo con éxito la selección española de baloncesto femenina en la final de Eurobasket 2019 frente a Francia y que tantas alegrías nos ha venido dando a lo largo del campeonato. En el segundo de los acontecimientos, muchos de esta caterva de políticos que pululan de negociación en negociación, también deberían haber aprendido algo del coraje y pundonor con el que Rafa Nadal se midió hace sólo unos días a un contumaz maleducado y antideportivo australiano de nombre Kirgios, sin caer en ningún momento en las redes de sus múltiples provocaciones y manteniendo la serenidad que caracteriza a los auténticos campeones. La única red auténtica es aquella que divide la pista y por encima de la cual, el tenista español hizo pasar en silencio a lo largo del partido todos los puntos ganadores suficientes con los que ridiculizar y eliminar elegantemente a su insultante rival.

Los dirigentes de Vox se han convertido una vez más en los Kirgios de la política española, con segundos saques perdedores e improperios innecesarios a sus más directos oponentes más próximos y también a los más lejanos. Sus más próximos ya se saben: Cs y PP. Sus más lejanos: PSOE y Unidas Podemos.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Actualidad, Opinión, Criterios, Magazine de Canarias, Restauración, Belleza, Viajes, Reportajes

Lo que ya no resulta tan extraño es el profundo respecto que el resto del mundo siente por nuestros y nuestras jóvenes deportistas, sobre todo en aquellos deportes de equipo  como fútbol, baloncesto, balón mano, etc. pero también en aquellos otros individuales como tenis, badminton, golf, etc. Sin embargo, esa admiración que se siente por el éxito de nuestros deportistas no es la misma que siente la Comunidad Europea por la pobreza de nuestra política interior, por nuestros interesados desacuerdos en materia económica y social, por la tozudez innecesaria sólo en conseguir los cómodos sillones que ofrece la administración pública con los que mejorar una situación económica ya de por sí holgada en la mayoría de los casos, convertidos todos ellos en políticos profesionales o de “carrera”, sin el menor escrúpulo para con los votantes de sus partidos que les uparon a un poder que en realidad no merecían, para terminar ni tan siquiera en ponerse de acuerdo para la gobernabilidad de un país sin rumbo merced a la propia incompetencia de los elegidos.

¿Por qué le exigimos tanto a nuestros deportistas y tan poco a nuestros políticos? Quizá porque somos un electorado tan cobarde como cobardes parecen ser también los elegidos por nosotros, que viven exclusivamente de la política, sin competir entre ellos por ser los mejores como son los casos de Rafael Nadal, Sergio García, Carolina Marín, Lidia Valentín, Alejandro Valverde, Marc Márquez y tantos otros y otras en muy distintas disciplinas como también resulta ser el atletismo, por ejemplo.

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.