Podemos

¿Hasta qué punto, piensa Unidas Podemos reducir la presencia en primera línea de los principales primitivos fundadores del partido?

Esta vez le ha tocado el turno a Echenique para ser sustituido por el joven canario Alberto Rodríguez, “El Rastas”, cuya única virtud conocida por el gran público hasta el momento es haber logrado mantener un perfil tan bajo entre las líneas del partido que hasta ahora había pasado del todo desapercibido y por cuyo motivo, a decir de Pablo Iglesias, ha sido elevado definitivamente a la categoría de secretario de organización.

Los errores parecen siempre mayores cuanto mayor significado alcanza la presencia física o la “prestancia” -si se quiere llamar así- de los aspirantes, sujetos a la inefable y manifiesta obligación de hacer acto de presencia, con harta frecuencia y por razones de su cargo, ante los distintos medios de comunicación que les reclaman, ávidos como siempre en destacar primero lo puramente anecdótico del personaje como, en el caso de Echenique, ha sido su dependencia de una silla de ruedas o como pueda ocurrir ahora, en este otro caso, por la estética estilística del joven Alberto Rodríguez a quién, por cierto, pocas veces se le ha oído hablar en público, habilidad que tendría que tenerse en cuenta, por encima incluso de la mentada “prestancia”, para lograr alcanzar aquello que, según la dirección de Podemos, no ha conseguido Echenique y al que, además, consideran ahora culpable no sólo de no haber logrado convencer al electorado sino, sobre todo, del estrepitoso fracaso que ha sufrido el partido en todos los frentes en las últimas elecciones.  

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Actualidad, Criterios, Opinión, Magazine de Canarias, Reportajes, Salud, Gastronomía, Sociedad...

No sería lógico pensar en el hecho de que estar firmemente sujeto a la tiranía que imponen las viejas costumbres o pretender rendirse a la moda tanto en el vestir como en la apariencia física en general comporte en sí mismo alguna ventaja frente a lo que significa una elocuente oratoria del candidato o frente a unos principios éticos y morales que siempre terminaran marcando la diferencia en aquello otro que se persigue, pero sí que al ser posible debiera evitarse, por poner sólo un ejemplo, que las mangas de las distintas americanas, chaquetones, etc., de Pablo Iglesias, terminen por ocultarle las manos por completo, porque ese simple aunque insignificante detalle pervive todavía en la imaginación popular por mor de aquella iconografía heredada de los siglos XVII y XVIII, ligadas al usurero de turno y por lo que el secretario general de Unidas Podemos continúe dando la impresión de que parezca un tipo tan poco fiable como desconfiado cuando viste de aquella manera tan descuidada.

Dicho de otro modo: se espera de Alberto Rodríguez que, a pesar de sus tupidas “rastas”, consiga convencer al electorado de Unidas Podemos de la necesidad de confiar nuevamente en ellos a fin de mantener la esperanza de una opción política de izquierdas en el arco parlamentario español.

 zoilolobo@gmail.com

  • Buenos dias
    Nuestra democracia es demasiado joven y está poco consolidada, digan lo que digan algunos, eso repercute en el miedo que los votantes tienen a partidos demasiado innovadores, como es el caso de Podemos. Dependiendo de su capacidad para aguantar los ataques que les llueven de todas partes, se harán fuertes en el tiempo ó acabarán desapareciendo…., lo que sería muy perjudicial para nuestro Pais (es mi opinión). saludos.

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.