Toma de posesión de escaños

¿Jura Vd. “atacar” los términos de la constitución?

Foto: Congreso de los Diputados.

A la esperpéntica toma de posesión de los diputados ayer en el Congreso no faltó siquiera ni Valle Inclán, encarnado en la figura del diputado por Burgos Agustín Javier Zamarrón que con setenta y tres años preside la Mesa de edad. Las fórmulas empleadas por los distintos miembros de los también distintos partidos políticos, fueron de lo más “ocurrentes”, dependiendo mucho del compromiso contraído por los propios diputados con la Constitución española y en atención a sus propios intereses de partido.

Se distinguieron en estas alternativas de compromiso los juramentos prestados por los miembros de Vox, quienes lo hacían por Dios y por España en algunos casos y sólo por España en otros. Los representantes de Bildu agregaron a su acatamiento ciertos postulados que tanto PP, como Vox, sobre todo, y Cs. se encargaron de silenciar aporreando y pateando escaños y tarimas de la misma manera que también lo hicieran para acallar los condicionantes propuestos por los diputados de los distintos partidos independentista catalanes, sobre todo, por aquellos que continúan todavía cautivos de la Justicia española y que lo hicieron por imperativo legal” y/o como “preso político. Unidas Podemos, aunque de forma más moderada, también reivindicaron lo suyo, con la salvedad, cosa anecdótica, de que también juraran por España.

Kiosco Insular

Noticias Culturales Canarias, Actualidad, Criterios, Opinión, Magazine de Canarias, Reportajes, Gastronomía, Salud.

La socialista Meritxell Bartet, presidenta del Congreso, le quitó hierro a toda la parafernalia que propusieron en el acatamiento de la Constitución los diputados de los distintos partidos mentados, para centrarse exclusivamente en lo prioritario y esencial: en conseguir llevar a término, sin ningún contratiempo, la ceremonia y respetando además la libertad de expresión de los implicados, mostrando por su parte un saludable y modélico ejercicio de una democracia moderna. Tampoco tomaría en consideración la queja presentada por Albert Rivera en relación al poco o nulo compromiso que, según él, no apreciaba en el juramento de los independentistas catalanes.

Sin embargo, y a diferencia de tiempos pretéritos, se ha echado en falta aquel compromiso absoluto que constituía jurar por el honor, cuyo significado iba mucho más lejos, hasta la misma eternidad, ligado siempre al personaje de tal manera que su quiebra se debía pagar con la propia vida.

Para acabar con algo más anecdótico y que posiblemente se preste todavía a confusión, denunciaré la similitud silábica que no semántica existente entre el verbo que se cita en el juramento y aquel otro que se malentiende y que malogradamente, en algunos casos, termina produciéndose:

¿Jura Vd. “atacar” los términos de la constitución? por ¿Jura Vd. acatar …?

zoilolobo@gmail.com

leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.